De cómo las Redes Sociales lograron mover una elección

Mucho se ha discutido sobre el protagonismo que asumieron las redes sociales durante el proceso electoral del referéndum del 19 de agosto. Mientras los que apoyaban el “Sí” hicieron un despliegue mediático que fácilmente costó decenas de miles de dólares, los que apoyaban el “No” solo hicieron uso de las redes sociales, esfuerzos de Relaciones Públicas en los medios y una manifestación en la autopista dirigida por el Partido del Pueblo Trabajador (PPT) el viernes. El “NO” ganó la contienda y marca el inicio del cambio en la forma en que se hacen campañas políticas en Puerto Rico.

Las redes sociales comenzaron a surgir a finales de los ’90 con la aparición de los blogs. A principios de este siglo continuaron evolucionando la visión social del internet, haciéndose más notables con el surgimiento de Hi5, MySpace y Facebook, siendo esta última la que mayor impacto causó con su lanzamiento. Luego aparecieron en línea YouTube, Twitter, LinkedIn y muchas otras que continua ganando seguidores día tras día.

Aunque ya estaban presentes muchas de estas redes en el 2004, no fue hasta la campaña del presidente Barack Obama en 2008 que las redes sociales tomaron protagonismo al momento de llevar el mensaje de campaña a las masas. En aquel momento, el candidato presidencial tenía presencia activa en ocho redes sociales. Mientras esto ocurría en los Estados Unidos, en Puerto Rico se comenzaban a explorar los medios sociales de forma tímida.

Para la campaña del 2012, los candidatos y sus seguidores han comenzado a hacer un mayor uso de este tipo de medio, sin embargo no habían logrado un empuje tan contundente como con la campaña de #NoyNo en Twitter, Facebook y YouTube. A los políticos se les sumaron figuras como Ricky Martin, René Pérez y Pedro Julio Serrano inundaron Twitter con su apoyo al NO. La campaña entonces alcanza un nivel viral al ser reproducida por los miles de seguidores de todas estas redes.

La encuesta publicada por el diario El Nuevo Día colocaba al “Sí” ganando con un 76% de los votos, sin embargo esta alternativa perdió con un 44%. Sin lugar a dudas las redes sociales demostraron que tienen la fuerza de cambiar una elección. Son esfuerzos más costo-efectivos que tienen un alto grado de posibilidad de tornarse virales y llegar a una población de electores a los que no llegan los programas de análisis político de la radio, ni los noticieros de televisión. Solo hay que aprender a utilizarlas sabiamente.

Comparte y síguenos