Lo que podemos aprender del Secretario del PPD y Twitter

Las redes sociales son un arma de doble filo si no se tienen en cuenta las medidas necesarias para no caer en una crisis mediática. Salió a relucir en los medios del País que el secretario general del Partido Popular Democrático (PPD), Víctor Suárez, publicó en su cuenta de Twitter una foto de una mujer en bikini, en lugar de la foto de Carlos Cruz, un hombre que alega fue despedido a raíz de la Ley de Emergencia Fiscal o Ley 7.

De inmediato las reacciones comenzaron a surgir. Estamos sin lugar a dudas ante una crisis de medios sociales, sin embargo la forma en que Suárez la enfrentó fue muy acertada y logró mitigar los efectos adversos tornándolos positivos.

“Lamento el error. Nos enseña a todos a ser más cuidadosos. Lo que no voy a hacer es alegar hackeo o no asumir responsabilidad como hacen en el PNP”, fue la reacción de Suárez a través de Twitter.

Cuando nos enfrentamos a este tipo de crisis es importante medir el impacto y profundidad de la misma para saber cómo vamos a reaccionar. Lo que le ocurrió a Suárez fue un error involuntario que no llegaría a tener mayores repercusiones. A continuación algunos puntos sobre qué hacer cuando nos ocurre lo que le ocurrió al Secretario:

  • Reconocer el error: No sacamos nada con negar lo que ocurrió y tratar de echarle la culpa a un tercero. Admitir los errores siempre causan una reacción positiva hacia la imagen del perjudicado. Negarlo siempre dejará la duda de qué fue lo que ocurrió realmente.
  • Pedir disculpas: En este caso, la imagen de una mujer en bikini pudo haber herido la sensibilidad de algún seguidor de la cuenta de Suárez, por lo que es importante disculparse con estas personas. Denota responsabilidad para con los seguidores.
  • Reaccionar a través del mismo medio en el que surgió la crisis: Una crisis de esta magnitud no merece una atención más allá del medio en el que surge. Hacer lo contrario ocasionaría que los que no se enteraron terminen enterándose e interpretando a su gusto lo ocurrido. Por otra parte, si no se reacciona a través del mismo medio corremos el riesgo de que quienes vieron el error nunca se enteren de la aclaración.
  • Demostrar que se aprendió del error: En este caso, Suárez destaca que aprendió a tener cuidado cuando publica en las redes sociales. Espero que todos hayan aprendido de este error. Cuando publicamos en las redes sociales es como si nos paráramos a gritar en medio de  una plaza. Aunque borremos el contenido erróneo, los sistemas que hayan recogido la información la mantienen guardada y podrían surgir muchos años después.

No es la primera vez que, por error o voluntariamente, políticos hacen expresiones sensitivas a través de las redes sociales. Es de suma importancia que, tanto ellos, como nosotros seamos cuidadosos y responsables manejando nuestras cuentas sociales.

Para leer la noticia pulse aquí.

Comparte y síguenos